F... the people! Islas convertidas en basureros
Más de 400 millones de pedazos de basura cubren las Islas Cocos de Australia.
Noticia

Pues sí, a veces no podemos evitar decir que estamos bien pendejos, a cada rato hacemos cosas que nos dejan en claro que el ser humano es el peor enemigo del ser humano, a cada rato vemos cómo jodemos nuestro planeta y no hacemos nadita para cambiarlo. Las Islas Cocos de Australia nos quedan bien lejos, pero aún así, es tristísimo saber que antes eran un paraíso, y que ahora están convertidas en un espantoso basurero.

Cuando topamos la palabra isla pues nos imaginamos color verde, mucha arena, animalitos y obvio playita, el sol quemándonos bien rico y pasándola de maravilla con un coctelito o algo así, eso es lo ideal y pues aún es posible en muchos lugares, sin embargo, nuestra mentalidad toda teta nos ha llevado a acabarnos esos paraísos gracias a nuestra flojera, desidia o sepa qué es lo que pasa por nuestras mentes, para realizar estos actos tan jodidos.

Las reservas ecológicas son las que nos mantienen con vida y respirando, son una belleza, por eso nos cuesta trabajo entender por qué nos dedicamos a joderlas y usarlas como basureros. Esto lo comentamos porque apenas salió un estudio que pone en evidencia la falta de cultura y responsabilidad por parte de los visitantes a las Islas Cocos, en donde actualmente existen más de 414 MILLONES (sí, millones) de pedazos de basura que van desde plásticos en su gran mayoría, hasta zapatos, cepillos de dientes y desechos de todos colores y tipos.

Neta es súper deprimente, y lo peor es que a veces pensamos que solo en México nos hace falta esta conciencia ambiental, pero nel, en todas partes del mundo hay gente que se pasa de culera con nuestra Tierra. Obvio es imposible limpiar los océanos cuando ya están tan contaminados, por eso es urgente que comencemos a cambiar nuestros hábitos de consumo en relación a plásticos y desechables de un solo uso, y por otro lado a entender que la basura tiene un lugar al que pertenece, y definitivamente ese lugar no debería ser ninguna isla.